Jugando a ser cantante

Muchas veces cantar es jugar… Y jugando encontramos cosas. Jugando dejamos de ser nosotros y te liberas mucho. Jugar es al canto lo que el WhatsApp es a las relaciones humanas: muchas veces no nos atrevemos a decir algo a la cara pero a través de la mensajería instantánea no nos cuesta ningún trabajo. Lo mismo pasa con la voz.

ducha “Cuando mejor canto es cuando estoy en el baño”, dicen algunos. Puede ser por la acústica, no lo discuto. Pero… ¿y lo desinhibidos que estamos cepillo de pelo en mano cual micrófono que lo mismo saltamos por Raphael que por Metallica? Sé que acabas de sonreír porque te has descubierto haciéndote eso una y mil veces. Yo también, lo admito. ¿Jugamos juntos?

En la última clase jugué a ser cantante, a intentar a que el yo cantarín diera lo mejor de sí. Cuando houston-we-have-a-problem-11no me mentalizo a usar toda la técnica que voy aprendiendo, el yo cohibido se come al yo cantarín. ¿Qué significa? Que no sé jugar a ser cantante. Que cuando repaso temas de próximas actuaciones vuelvo al chico de la voz de cumpleaños feliz y me olvido de lo que sé, priorizando letras, melodías y entradas a la técnica que sé. Houston, we have a problem!!! Y no es otro que un problema de mentalización, no vayáis a creer. ¿Qué por qué no lo hago? Chi lo sa?

A veces jugar a ser cantante implica simplemente convertirte en cabra. Cantar como si fueras una cabrita que ayudará a llevar la voz hacia adelante. No cantas tú, canta una cabra. Si sale mal, lo hace monamal la cabra, no tú.  ¿No te gusta la cabra? Ok, juega a ser una mona histérica. Tú quizás no seas capaz de conseguir ciertas cosas pero jugar a ser una mona histérica quizás te lleve a poner banderitas en territorios desconocidos para tu voz. ¡Ah! En la última clase puse banderita en Do. Intentando ser más incisivo y cantando con más decisión.

Jugando, jugando, me dio por cantar por Manolo Escobar la canción que os dejo al terminar esta entrada. Con mi voz de ahora, con mi voz controlada, colocada y redonda. Lo que te diga, de esas veces que sales de la ducha dándolo todo, pues mi yo cantarín decidió hacer lo justo en la última clase y aprender jugando o jugar aprendiendo…

Sólo sé que di un pasito más para dejar de ser un cantante de mierda.

Pdt: Disfrutad de este temazo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s